21 NOV 2013 / Noticias
Actualizan la Ordenanza del Reglamento para la habilitación de negocios

Los Concejales dieron conformidad al Mensaje Nº 46/2013 donde se unifica un marco general para la tramitación de habilitación municipal de las actividades económicas.

La Ordenanza Nº 7.845, que estableció el Reglamento para la habilitación de negocios, corresponde al año 1980 y ha sido modificada con el transcurso del tiempo en varias oportunidades. Por este motivo, el Ejecutivo Municipal elevó al Concejo el Mensaje Nº 46/2013 para establecer un marco general en la tramitación de las habilitaciones e inscripciones de las actividades económicas. El Proyecto de Ordenanza fue aprobado esta tarde por los Concejales.

Entre los fundamentos de la misiva se argumenta la necesidad de “adaptar el texto de la misma, receptando en un único y actualizado documento normativo los distintos aportes que se sucedieron hasta la fecha y también contemplar las posibilidades que actualmente existen producto del proceso de modernización puesto en marcha por el Municipio durante los últimos años”.

Vale recordar que según se expresa en el artículo primero de la normativa en cuestión “toda persona física o jurídica que pretenda ejercer un comercio, industria, prestar servicios o desarrollar una actividad lucrativa o no, en un local determinado, deberá obtener previo al inicio de las actividades, la correspondiente habilitación municipal, dando cumplimiento a lo dispuesto en la presente Ordenanza, el Reglamento de Edificaciones, el Reglamento de Ordenamiento Urbano, la Ordenanza Fiscal Municipal, Ordenanza Tributaria Municipal y toda normativa específica aplicable al caso”.

“Reordenar el procedimiento”

En el Recinto, el encargado de tomar la palabra fue el presidente del Cuerpo, Leonardo Simoniello. “Esta Ordenanza había perdido actualidad, no contemplaba nuevas situaciones que la dinámica de la vida de la propia ciudad nos empieza a manifestar por lo que entendemos que es muy útil, necesario y oportuno su reformulación. Pero en este caso y para comenzar quiero rescatar el trabajo del Concejo Municipal ya que este proyecto venía dividido en dos. Nosotros en función de una necesaria adecuación legislativa, diría economía legislativa sobre un mismo tema, proponemos un solo despacho”, destacó en el comienzo de su alocución.

Simoniello afirmó que “la norma que estamos aprobando en el día de hoy intenta reordenar un procedimiento para la obtención de la habilitación municipal para desarrollar actividades económicas para lo cual entendemos que intentamos sistematizar estos requerimientos”.

Regularización

Por otro lado, señaló que significa una respuesta para aquellos locales cuya superficie superen los 100 metros cuadrados, “ya que como condición ineludible se les exigía planos aprobados y certificados finales de obra”. Desde ahora se considerará un procedimiento simplificado de habilitación que será aplicado a inmuebles de menos de 200 metros cuadrados, que presenten certificado final de obras y no desarrollen actividades clasificadas como riesgosas. También se establece un registro de habilitaciones especiales con el objetivo que se incorporen aquellos inmuebles en los que funciona alguna actividad comercial y tengan una habilitación en virtud de no contar con certificado final de obras  para generar una regularización edilicia que permita encauzar definitivamente la situación.

Al respecto, el Presidente del Concejo relató que “durante muchos años, diría desde 1980 a 2008, este no fue un requerimiento que la Municipalidad le hacía a los locales, esto quiere decir que hay una innumerable cantidad de locales que tienen el problema de no contar con los certificados de finales de obras, que todos sabemos lo importante que es a los efectos de las cuestiones edilicias y urbanísticas y que tienen la habilitación municipal. Esto es una situación irregular que se empezó a dar en la ciudad de Santa Fe y de la cual nos empezamos a dar cuenta, fundamentalmente, cuando por alguna razón, este local venía a pedir un cambio de razón social. Supongamos, que fallezca el titular, que haya una venta del fondo de comercio, que haya algún movimiento formal que cualquier persona tenga que cambiar de nombre el titular, o una separación en una sociedad; y esta es una situación que se nos está dando en los últimos años”.

Simoniello aseguró que “este Gobierno Municipal tiene la decisión de cumplir con esta norma. Es decir, tenemos muchas situaciones irregulares, no queridas, no formalizadas por nosotros, pero que hoy en el uso y costumbre cuando vienen a reclamar ese cambio de razón social, nos encontramos con la imposibilidad de darle la habilitación correspondiente si no le pedimos el plano o certificado final de obra que obligatoriamente deberían tener”, contó.

Centro Único de Atención

Como es sabido, la centralización operativa que conllevó la puesta en marcha del Centro Único de Atención fue una de las razones para proponer la actualización de las normas, a modo que las mismas se sincronicen y potencien.

Además, se busca optimizar el uso de los espacios físicos, los recursos humanos y, en particular, facilitar y agilizar al público contribuyente la gestión de los trámites, absorbiendo la propia estructura municipal la gestión administrativa interna de cada uno de ellos.

 


Of. Prensa Simoniello

ÚLTIMAS NOTICIAS
 Este año se dio un inédito recorrido de las diversas propuestas de espacio educativo del Centro Ana Frank Argentina a lo largo de la provincia. Impulsado por... Leer más
ÚLTIMAS NOTICIAS
 El secretario provincial participó del primer encuentro del Consejo de Gobierno del Ente de Coordinación del Área Metropolitana Reconquista. Entre otras... Leer más
ÚLTIMAS NOTICIAS
Leonardo Simoniello se reunió con el decano de la regional Santa Fe de la UTN, Ing. Rudy Grether. La movilidad urbana, la situación energética y la respuesta... Leer más