01 FEB 2021 / Publicaciones
Recordamos a María Elena Walsh

María Elena Walsh, poeta, cantante, querida por grandes y chicos. Desde su lugar de mujer escritora, supo decir las palabras justas en cada momento. Hoy se cumple un aniversario más de su nacimiento, y quería recordarla haciendo mención de las formas que encontró para resistir. Su arte es resistencia.

Desde la militancia poética, acusó a quienes debía, hizo frente a un poder absoluto y resistió a la censura. Con juegos de metáforas y palabras que se enredaban nos hizo pensar e imaginar. Le habló a los niños animándolos a ver las cosas de forma distinta, desde la sorpresa y el juego con las palabras en su escritura. Pero también le habló a los grandes y los invitó a sorprenderse. Mientras se convertía lentamente en un símbolo de resistencia, su arte no dejó de contener las expectativas y la imaginación de las infancias.

 

Durante la oscura y larga noche que fue la última dictadura en nuestro país, sus canciones se convirtieron en símbolo de lucha y de esperanza por la llegada de la democracia. Entre ellas, quizá la que se volvió más significativa fue Como la cigarra, que casi se convirtió en himno y que parecía anunciar el deseo de miles de argentinos de renacer y volver a cantar al sol de la libertad.

 

María Elena también resistió escribiendo en los diarios, animándose a hacerle frente al aparato censor de esa dictadura. Con humor e ironía, expresó que Argentina se había convertido en un País-Jardín-de-Infantes que por tanta censura se iba a olvidar de cómo pensar: “Hace tiempo que somos como niños y no podemos decir lo que pensamos o imaginamos. Cuando el censor desaparezca (¡porque alguna vez sucumbirá demolido por una autopista!) estaremos decrépitos y sin saber ya qué decir. Habremos olvidado el cómo, el dónde y el cuándo y nos sentaremos en una plaza como la pareja de viejitos de Quino que se preguntaban: <<¿Nosotros qué éramos ...?>>”.

 

La poeta también resistió desde la defensa de los derechos humanos, y en particular se anunció por los derechos de las mujeres, como se puede leer en la nota que escribió en 1973, Carta a una compatriota. Con sus palabras, aún desde el exilio, habiendo sido censurada y sabiendo que su obra se había prohibido, ella nunca dejó de desear y de actuar con amor, para hacer de Argentina un mejor país. Ante todo, María Elena estaba segura de que denunciar las cosas que estaban mal, era un acto para sanar. Y así se las ingenió para sanarnos a todos un poco.


ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Estamos en las últimas instancias de una nueva propuesta educativa que lleva ya varios meses de trabajo y elaboración. Leer más
ÚLTIMAS PUBLICACIONES
La legislatura dio sanción a una modificación al Código Fiscal de la Provincia en donde asimila a los Jardines maternales o particulares "a los... Leer más
ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Hoy es el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, en recordación del día en que fue liberado el campo de... Leer más